Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve

Muy próxima al mar, constituye un macizo calizo que alcanza su máxima altura en los 1.159 metros del Picu Pienzu, excelente faro de referencia para los pescadores. El núcleo central del Sueve presenta un modelado kárstico de gran belleza. El paisaje vegetal es extraordinariamente variado. los pequeños bosques del Sueve son conocidos por los lugareños con el nombre de "biescas". Bosquetes de acebos y espineras sirven de refugio al ganado para guarecerse de las inclemencias del tiempo. La cabaña ganadera, vacas, cabras, ovejas, caballos y potros, pastean en comuna y comparten el espacio de las laderas del Sueve con la fauna salvaje. Destaca entre todos el asturcón, típico caballo de montaña, fuerte y pequeño.

 Más información sobre el Paisaje Protegido de la Sierra del Sueve

Junta administrativa del Sueve

Centro de Interpretación de la Sierra del Sueve

Monumento Natural Yacimiento de Icnitas de Asturias

Los yacimientos de Icnitas de Asturias comprenden los concejos de Gijón, Villaviciosa, Colunga y Ribadesella. Se tratan de huellas y restos pertenecientes al jurásico, de las que cabe destacar nueve yacimientos en los que se han encontrado 446 huellas. Las icnitas de la playa de la Griega (Colunga) pertenecientes a un gran saurópodo cuya impresión del pie alcanza unos 130 cm de diámetro son las mayores encontradas hasta el momento en España y se encuentran entre las de mayor tamaño del mundo.

Foto Icnita Playa de la Griega

Más información

 

Senda Huellas de dinosaurio Playa de la Griega

Recorrido desde el panel hasta las huellas aprox. 600m. Al este de la playa, en sus acantilados se encuentra el famoso y espectacular yacimiento de huellas de dinosaurio. Al lado del puente de la ría tenemos un panel indicador, una senda de unos cientos de metros y excavada en la ladera de la colina, nos llevará hasta las icnitas, que aparecen aquí sobre un estrato calizo inclinado ligeramente en dirección al mar, representaron el paso de dinosaurios cuadrúpedos de tamaño gigantesco (saurópodos) que se desplazaban sobre lo que fue una antigua laguna costera fangosa hace unos 150 millones de años.

Las enormes dimensiones de estas huellas, alguna de las cuales llega a alcanzar los 1,30 metros de diámetro, permite que se las pueda considerar entre las de mayor tamaño descubiertas hasta el momento en todo el mundo.

En sus proximidades, y sobre el mismo estrato calizo, aparecen otras huellas tridáctilas, más difíciles de identificar por sus contornos difusos, que representan rastros de dinosaurios bípedos de mayor tamaño